Que indecencia, es sentir.

Me parece nefasto llegar a pensarte.

Sé que nunca te tendré a mi lado.

Ni de la forma carnal y ni de hablar de lo sentimental.

Me debo limitar con mi pensamiento.

Imaginando, lo irónico que es el mundo.

De imaginar tu rápida respiración.

Como tu angustia empieza a comerte poco a poco.

Envidiando a tu alrededor las cosas que pueden tocarte.

Que tenue deben ser tus labios, con sabor a melancolía.

Que sufrimiento es verte y no poder acariciar tu piel.

Te invito que contemos hasta 10.

Te invito a que la olvides a ella, solo por un momento.

Y ven a revolcarte conmigo pensando en cuantas estrellas hay en el cielo.

 Que patético es tenerte solo en pensamiento.

-RealistaperoInrealista.